Fatiga de decisión: Como la simpleza puede cambiar tu vida

¿Te ha pasado alguna vez que para la tarde sientes que tu mente no da más y solo quieres sentarte a ver la misma serie de siempre? Probablemente sufriste de fatiga de decisión.

Se cree que en un día común y corriente una persona promedio toma alrededor de 35,000 decisiones. Todas estas decisiones pasan desapercibidas porque la mayoría de estas tienen que ver con asuntos triviales. ¿Me levanto o mejor duermo otros 5 minutos?, ¿Qué ropa me voy a poner hoy? ¿Desayunaré en mi casa o mejor paso por algo? Poniendo en perspectiva todo lo que pensamos en 24 horas, no sorprende que haya fatiga de decisión.

La reserva de energía mental que tenemos en el día es limitada y la desperdiciamos en cosas banales e irrelevantes y cuando llega el momento de tomar una decisión importante tu energía ya está seca, y en consecuencia tomamos malas decisiones o terminaremos aplazando nuestras responsabilidades.

 

“No importa lo sensato que seas, no puedes tomar una decisión tras otra sin pagar por ello un precio biológico” - Anthony Robbins

 

Cada decisión, por más simple que parezca, aportan a la fatiga que te provoca tomar decisiones. Entonces, ¿Qué podemos hacer para evitarla? Aunque no tenemos la capacidad de detener nuestras decisiones, podemos optimizarlas.

El rendimiento del cerebro humano es superior cuando se eliminan variables y se crea un sistema con patrones. Automatizar la mayor cantidad de decisiones y crear una rutina estructurada te ayudará a tomar menos decisiones rudimentarias y tendrás mejor capacidad a la hora de tomar decisiones realmente importantes.

No es casualidad que personas exitosas como Mark Zuckerberg, Steve Jobs y Barack Obama decidieron eliminar variables de su vida diaria al crear su propio “uniforme” y dejaron más espacio para las decisiones cruciales.

 

Hay muchas maneras de reducir la fatiga de decisión, pero nosotros creemos que una manera eficaz de hacerlo es depurando tu closet y hacer más fácil escoger un outfit. Si alguna vez dudaste mucho en escoger que ponerte es probable que tu closet aporte a la fatiga de decisión de tu día. A continuación, les dejamos unos tips:

 

  1. Acomoda tu closet

A todos nos ha llegado a pasar que tenemos en nuestro closet ropa que llevamos años sin usar y sólo nos termina estorbando. Para facilitar lo que te vas a poner, es importante sacar las cosas que ya no te gustan o ya no te quedan.  También recomendamos poner la ropa de temporada como trajes de baño o botas de invierno en una sección aparte.

 

  1. Escoge tu playera favorita varias veces

Otra manera de simplificar la toma de decisiones es usar la misma prenda repetidamente. Esto no significa usar el mismo par de calcetines diario, sino tener varias veces la misma prenda. Para esto es importante identificar la ropa que te usas más seguido y la que más te gusta. Recomendamos empezar desde lo más fundamental. Por ejemplo, una prenda esencial de cualquier guardarropa es la playera básica. Entonces encontrar la playera que más te guste usar y comprarla varias veces en tus colores favoritos reducirá las variables y te será más fácil escoger.

 

  1. Crea tu guardarropa capsula

¿Cómo podemos reducir el número de ropa en nuestro armario, pero al mismo tiempo lucir bien?

Un guardarropa capsula te ayuda a crear un set de prendas que va acorde con las actividades que realizas diario, así como con tu estilo procurando la calidad de las prendas para que duren más tiempo y el fit ya que escoger el correcto para ti hará que te veas mejor.

Estos tienden a ser minimalistas y con colores neutros ya que esto ayuda a que sea mucho más fácil combinarlos entre ellos.

Tenemos un blog donde hablamos más a fondo de cómo crear tu guardarropa capsula.

 

Ser consiente de la fatiga de decisión y hacer algo al respecto puede cambiar tu vida. La energía que ahorras con estos cambios va a simplificar tu día a día, te dará más tiempo libre y podrás enfocarte en lo que realmente importa.

 

Te recomendamos nuestras Pima T-shirt Capsula, que están hechas con el mejor algodón del mundo, para empezar tu cambio hacia una vida más simple.