Cómo crear tu armario cápsula sin fallar en el intento

¿Tienes un día libre y buscas hacer algo productivo? ¿Por qué no aprovechas para crear tu armario capsula? ¡No te arrepentirás!

Es muy fácil, lo más complicado del proceso es tener suficientemente fuerza de voluntad para comenzar a hacerlo.

Lo primero que debemos hacer es definir cuál es nuestro estilo; nuestros productos se enfocan a un estilo clean y minimalista, pero aún así nuestra ropa puede quedar perfecta en cualquier persona y cualquier estilo, ya que partimos de lo básico y puedes agregarle más personalidad a tu outfit con accesorios. 

Tu armario debe reflejar la forma en que vives la vida, para que puedas aprovecharla al máximo.


La segunda parte del proceso es sacar toda, sí toda, la ropa de tu clóset y comenzar a dividirla en seis pilas diferentes: 

  • Sí: Me queda bien, está en buen estado, lo podría usar en este momento.
  • Tal vez: Me queda bien, está en buen estado, pero ya no me gusta mucho. Cosas que no has usado por un tiempo, pero que te gustaría volver a añadir a tu clóset de diario. 
  • Donar: Ya no es mi estilo, no me queda, no me gusta, no lo uso. Hay que recordar que aunque sea ropa de donación tiene que estar en buen estado, dar como nos gustaría recibir.
  • Reparar: Está desgastado, pero tiene arreglo.
  • Reutilizar: Algunas prendas nos pueden servir para hacer parches, trapos, o incluso colchas si sabemos hacerlo y tenemos la creatividad para imaginarlo.
  • Basura: Prendas con daños irreparables y que no se pueden reutilizar.

Este paso es probablemente el más importante y aunque es el más tardado, después de esto todo es mucho más rápido, fácil y entretenido… siempre puedes irte probando la ropa y disfrutar de un buen disco mientras lo haces. Un tip que sirve para evitar que las cosas que ya decidiste que no usas regresen a tu guardarropa, es deshacerte de las pilas: Donar inmediatamente la ropa, elegir qué cosas del tal vez se convierten en un sí, y cuales pasan a donación.  

Una vez que tengas la ropa elegida, se recomienda ordenarla por carácter: básicos, ocasión, temporada y ocio. En los básicos pueden ir las cosas que más usas, playeras como la básica blanca de cuello redondo, jeans y suéteres cómodos. La ropa de ocasión serían trajes, camisas, chamarras de cuero, etc. La ropa de temporada es la que más varía, desde abrigos y chamarras, hasta bermudas, traje de baño, shorts. Por último, la ropa de ocio puede ser  para hacer ejercicio, overoles para pintar o hacer actividades en la que puede mancharse la ropa.

Tu armario cápsula debe ajustarse a tu estilo de vida y a los eventos que forman parte de esta. Tómate un momento para reflexionar cuánto tiempo dedicas a diferentes actividades, para así poder definir qué tipo de ropa necesitas más.


Finalmente, renueva tu armario con prendas de buena calidad, que tengan un fit ideal y con las que te sientas cómodo, pues el propósito es usar muy seguido la misma ropa.

Ahora que ya tienes tu nuevo y reformado armario cápsula, ¡es momento de disfrutarlo! Recuerda que entre mejor cuides tu ropa, más tiempo durará. No olvides leer la etiqueta de cuidado para conservar por más tiempo tu ropa.

¿Qué mejor manera de empezar tu armario Capsula que con una de nuestras Pima Cotton T-Shirts?